Welcome to Platform Week

Principios. Es uno de los tres valores fundamentales de Cloudflare (junto con la curiosidad y la transparencia).

Es una palabra que no dejamos de encontrarnos al responder a la pregunta fundacional de la Platform Week de este año: ¿qué convierte a una plataforma para desarrolladores en excelente?

Por supuesto, cuando se trata de evaluar las plataformas de los desarrolladores, la tentación es centrarse en la parte de la ecuación de "consumo y velocidad". ¿Quién es el más rápido? ¿Quién tiene la mejor tecnología? ¿Quién te permite hacer cosas que antes no podías?

Sin duda, todas estas son preguntas importantes. Pero nos hemos dado cuenta de que las respuestas divertidas y atractivas a estas preguntas nos distraen fácilmente de la verdadera promesa de desarrollar en Internet, o incluso nos atraen y atrapan en plataformas de desarrollo con menos principios.

La promesa es, por supuesto, que puedas consolidar soluciones de distintos proveedores para construir algo cuyo resultado sea más grande que cualquiera de las partes individuales. Que puedas construir algo basado en lo que sea mejor en el momento de crear tu aplicación. Y, por supuesto, si posteriormente aparece algo mejor, que puedas pasarte a esa solución y utilizarla. Si lo piensas, tiene sentido: todo Internet es realmente una red basada en un conjunto de normas comunes que nos permite hablar entre nosotros.

Y, sin embargo, cuando se trata de las plataformas en la nube, parece que estamos más lejos que nunca de esa promesa.

¿Cómo es posible?

Si piensas en la razón te das cuenta de que muchos de los ganadores en la nube se hicieron demasiado grandes. Jugadores que antes eran suplentes ahora se han convertido en titulares, y no sólo han doblegado el mundo a su voluntad, sino que lo han hecho manteniendo el enfoque de hace una década. Hemos pasado de un entorno altamente competitivo, con una distribución uniforme del poder, a algo totalmente desequilibrado. En algún momento, Hotel California se convirtió en la banda sonora de la nube: una cara amable te da la bienvenida... y luego no hay manera de marcharte.

Y esto se manifiesta de muchas maneras.

A veces adopta la forma de tarifas de salida atroces, en las que te ves obligado a utilizar herramientas internas en lugar de la mejor herramienta para el trabajo. Nosotros no creemos en eso. Queremos una Internet que permita la especialización, en la que los desarrolladores puedan utilizar el mejor de varios productos, consolidando esos servicios para construir algo increíble. Pero para eso hay que dar a los desarrolladores libertad de elección: sin clausulas ocultas sobre precios que te obliguen a quedarte con los grandes proveedores tradicionales. De hecho, en muchos aspectos, la libertad de elección es la promesa de Internet para los desarrolladores.

Y es a ese punto a donde queremos regresar.

Pero no se trata sólo de precios. Otras veces, esta monocultura se manifiesta a través del código o las API necesarias para construir utilizando un servicio. Los desarrolladores vinculan sus aplicaciones a los servicios que las impulsan, y al final, sin darte cuenta, resulta increíblemente engorroso desconectarlas. Hemos visto Internet volverse más propietario, donde los proveedores ofrecen productos como servicios sin la posibilidad de ejecutarlos en otro lugar. Por supuesto, ahí es donde entran en juego los estándares que definen el mismo lenguaje y comportamiento para todos los vendedores.

Los desarrolladores ganan cuando abrimos nuestras APIs y los lenguajes que hablamos, y consolidamos varias opciones rivales en torno a un denominador común. Renovar constantemente el contrato de un desarrollador no debería ser porque se ve forzado a una relación de dependencia sin salida, sino porque tus productos son mejores que el resto.

Cuando eso ocurre, los desarrolladores ganan.

Esta Platform Week no queremos ofrecer sólo cosas nuevas y atractivas (aunque tendremos algunas). Queremos cumplir con nuestros principios. Que gane la mejor solución. Que los desarrolladores puedan abandonar de esa monocultura: ya sea por el código o por economía.

Para hacerlo bien, debemos empezar por el principio: los cimientos. Todo lo que hacemos se construye sobre una web abierta y los estándares abiertos. Esto no es algo que nos tomemos a la ligera ni en absoluto lo damos por sentado. En su momento, decidimos que la forma correcta de comenzar esta semana sería contribuyendo y haciendo lo que podamos para ayudar a impulsar la web y esos estándares abiertos.

Esos son los cimientos. Pero ahora necesitas las piezas adecuadas para construir sobre ellos.

Hay un elemento que sabemos que te entusiasma: los datos. A nosotros también, por lo que te enseñar algo que lleva en versión beta un tiempo. Y eso no es todo: hasta puede que haya una secuela.

Los datos son una cosa, pero para generar valor las aplicaciones necesitan compartir esos datos con servicios. Esta semana facilitaremos y abarataremos la conexión de las piezas de tu pila, permitiendo el envío de información donde y cuando la necesites.

Es de todos salido que la razón por la que los desarrolladores trabajamos tanto es para sustentar la función más vital de todas: compartir fotos y vídeos de gatos y bebés. Sin embargo, siempre hay formas mejores de hacerlo, y vamos a dedicar un día entero a nuevas formas de subir, transmitir y compartir estas joyas.

Y por último, queremos ayudar a que Internet sea más programable. Una plataforma debe ser personalizable para aquellos desarrolladores a los que sirve: que puedan hacer cosas inimaginables para el propio creador de la plataforma. Cuando trabajas con el componente de servicios de aplicaciones de Cloudflare, puedes personalizar las puntuaciones de los bots, las reglas de equilibrio de carga y el enrutamiento, todo ello programando nuestra red. Y no estamos hablando sólo de confiar en las API para hacer cosas que nosotros, el desarrollador original, imaginamos inicialmente. Estamos hablando de verdadera programabilidad. Tanto si quieres crear un bot personalizado dentro de una aplicación de chat existente, como una experiencia a medida en un constructor de sitios web de comercio electrónico, nos entusiasma la idea de llevar el desarrollo más allá de la era de la API hacia una verdadera programabilidad, más allá de nuestras paredes, a toda la web..

Pero volvamos al tema: los principios.

Sí, esta semana vamos a ofrecer toda la innovación que esperas de nosotros. ¿Y sabes lo que estamos deseando ver? Como nos asombráis con vuestras creaciones. Pero no sólo con nosotros. De hecho, es posible que no sea con nosotros en absoluto, y no supone ningún problema. Lo que nos entusiasma es que construyáis cosas con todos los increíbles proveedores que hay, los que se dedican por igual a ayudar a construir una Internet mejor para todos los desarrolladores.

Estamos deseando mostrarte lo que tenemos preparado.