Esta semana celebramos el aniversario de Cloudflare. Mañana se cumplen 11 años desde que iniciamos nuestra andadura el 27 de septiembre de 2010. Desde nuestro primer aniversario, ya es tradición aprovechar esta semana para lanzar nuevos productos innovadores a modo de contribución a Internet.

Asimismo, desde nuestra salida a bolsa, tenemos la ocasión de actualizar nuestra carta anual de los fundadores y compartir lo que tenemos en mente, que últimamente se resume en: equipo, Internet e innovación.

Equipo

Cuando alguien nos pregunta cuál es la clave del éxito de Cloudflare, siempre contestamos lo mismo: el equipo que hemos logrado formar para cumplir nuestra misión de ayudar a mejorar Internet. En el último año, más de 250.000 personas han enviado solicitudes de empleo para unirse a nuestro equipo y hemos hecho ofertas a menos de la mitad del 1 % de ellas. Seguimos captando talento.

Es increíble darse cuenta de que más de la mitad del equipo actual de Cloudflare se unió a la compañía el 13 de marzo de 2020, cuando cerramos todas nuestras oficinas físicas debido a la pandemia. En los últimos meses, desde que empezamos a ver la luz al final del túnel de la COVID-19, hemos estado organizando reuniones con nuestro equipo que hemos llamado "Summer Socials". Ha sido divertido reunirnos al aire libre, a menudo para almorzar, y conocer así cara a cara a personas con las que antes solo hablábamos por videoconferencia. Y mejor aún ha sido poder ver cómo se conocen las personas de todo el equipo sin los cuadrantes de la pantalla tipo la Tribu de los Brady.

In the last several months, as we've started to see a light at the end of the COVID tunnel, we've been hosting what we called Summer Socials with our team. Getting together outside, often over a picnic lunch, it's been fun to meet face-to-face people we'd only video conferenced with before.

Como empresa que tenía una cultura de trabajo de oficina antes de la pandemia, nos aterrorizaba lo que pasaría cuando cambiáramos al trabajo 100 % remoto. Dieciocho meses después de este experimento impuesto sobre una nueva forma de trabajar, estamos encantados de anunciar que está funcionando muy bien.

Resulta que lo que todos sospechábamos es cierto. La cultura corporativa tiene poco que ver con instalaciones divertidas, tentempiés abundantes o escritorios regulables. Para nosotros, empieza con la contratación de personas curiosas por naturaleza y, al mismo tiempo, empáticas. Las personas curiosas quieren aprender y  las empáticas, enseñar. Si les juntamos a todos en una lujosa oficina o en grupo de Zoom, lograremos grandes éxitos.

Mientras vamos dejando atrás la pandemia, tenemos la oportunidad de crear mejores prácticas de trabajo. Sería ingenuo insistir en volver a hacer las cosas como antes. Hemos sido más productivos y, en promedio, nuestro equipo ha sido más feliz en su trabajo que en cualquier otro momento de la historia de la empresa. Al mismo tiempo, sabemos que puede ser muy valioso reunirse en persona para resolver dificultades, intercambiar ideas sobre el futuro y establecer relaciones que enriquezcan la empresa.

No tenemos las claves sobre cómo será el futuro del trabajo, pero hemos empezado a plantear un espacio a modo de experimento a medida que la gente se va incorporando. Esperamos poder aprovechar los momentos en que nos reunimos para colaborar y aprender de forma más efectiva, pero, al mismo tiempo, dar a nuestro equipo la flexibilidad de trabajar cómo y dónde sea más productivo.

Internet

La misión de Cloudflare es ayudar a mejorar Internet. Siempre escribimos la "I" de Internet en mayúsculas porque es un nombre propio, a pesar de lo que establece el manual de estilo de la AP (Associated Press) desde 2016. Creemos que hay y solo debe haber una red de Internet, y siempre respetamos el fenómeno que representa.

Parece que justo en el momento en que la AP empezó a decir que no era necesario escribir la "I" de Internet en mayúsculas, algo cambió. El mundo pasó a ver Internet y sus capacidades, antes considerada como una herramienta excelente, como un grave peligro.

Para nosotros también fue así. Desde 2016, a menudo da la sensación de que la conexión a Internet fomenta los ciberataques, la toxicidad en las redes sociales, las amenazas a la democracia, una creciente polarización y conversaciones despectivas y decadentes.

Tenemos importantes desafíos por delante, ya que algunas de las tecnologías que funcionan en Internet han anulado soluciones de protección convencionales sin tener suficientemente en cuenta las amenazas contra las que antes protegían. Pero, Internet sigue siendo un fenómeno.

Apenas 11 años antes de la fundación de Cloudflare, las llamadas telefónicas de larga distancia seguían costando una fortuna, se tardaba semanas en compartir una fotografía con alguien en otro país, y la idea de que se pudiera acceder a la suma total del conocimiento humano desde un dispositivo al alcance de tu mano superaba incluso las fantasías de la ciencia ficción.

Los últimos 18 meses de la pandemia han reafirmado nuestra confianza en el fenómeno que representa Internet. Imaginemos cómo habría empeorado la situación si la pandemia hubiera ocurrido hace solo 11 años, por no hablar de 22. Internet nos permitió a muchos de nosotros seguir trabajando, conectar con nuestros seres queridos, usar nuestra creatividad y mantenernos conectados con el mundo.

Estamos orgullosos de lo que hemos conseguido para cumplir nuestra misión y ayudar a mejorar Internet durante este tiempo. Y, ahora que empezamos a ver algo de luz, seguiremos comprometiéndonos con los responsables políticos para hacer frente a las nuevas amenazas de un mundo interconectado y velar al mismo tiempo por el fenómeno que es Internet.

Innovación

Internet puede parecer una herramienta estática, pero no lo es. Hace 11 años, ver un vídeo en línea provocaba frustración. Hoy en día, parece casi automático que puedas pulsar el botón de play en tu televisor y acceder a casi cualquier película al instante. Eso es posible porque Internet no es estática. Mejora con la innovación.

En Cloudflare, optimizamos nuestros recursos para catalizar exactamente esa innovación, que empieza con nuestra misión de ayudar a mejorar Internet. La palabra "ayudar" es importante, porque sabemos que no podemos hacerlo solos. Por eso, siempre que podemos, trabajamos con grupos del ecosistema de Internet para impulsar su desarrollo y mejorarlo.

A veces la gente externa a la empresa se sorprende de los productos que desarrollamos. De hecho, prever nuestro plan de desarrollo es bastante fácil. Revisamos todos los pasos necesarios para cargar una página web, enviar un correo electrónico, transmitir un vídeo, iniciar una sesión en un equipo de trabajo o cualquier tarea en línea y nos preguntamos: ¿podemos mejorar la seguridad, la fiabilidad y la velocidad de estos procesos?

Lo emocionante es que el ritmo al que mejora Internet se está acelerando, y, a su vez, la velocidad a la que somos capaces de lanzar nuevos productos innovadores. Creemos que seguiremos creciendo a la par que Internet y sus capacidades. Invertir en Cloudflare es, básicamente, invertir en Internet.

Y así, esta semana, anunciaremos una serie de novedades increíbles desarrolladas para ayudar a mejorar Internet. Estamos abordando una nueva área de trabajo para acabar con uno de los últimos riesgos de seguridad de la red de los que históricamente no hemos protegido a nuestros clientes, y para lograrlo bajaremos los costes de los servicios básicos en la nube, acercaremos nuestra red a nuestros clientes, e invertiremos en nuevas tecnologías que algún día pueden alterar la red tal y como la conocemos hoy día.

Queremos darle las gracias a nuestro equipo, clientes e inversores. Feliz 11.º aniversario a Cloudflare. Y, aunque estemos tomando impulso, seguimos creyendo que esto es solo el comienzo.